La Comisión de la Verdad y el “conflicto armado interno”

Hatun Willakuy, así se llama la Versión Abreviada del Informe Final de la Comisión de Verdad y Reconciliación. Hace un tiempo escribí sólo sobre su prefacio. El primer capítulo llamado “Los Hechos: La Magnitud y Extensión del Conflicto” es bastante largo y tiene varias secciones. Ahora me referiré a la primera sección.

Lo primero que llama la atención es que la Comisión no usa la palabra “terrorismo” ni una sola vez. En las tres páginas y un poco más (17 a 20) de esta sección lo que sí se usa en abundancia es la expresión “conflicto armado interno”, también “conflicto” o simplemente “enfrentamiento”. Como ejemplo aquí está el segundo párrafo:

A lo largo de su trabajo de investigación, la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) recibió testimonios que le permitieron identificar a 23,969 peruanos muertos o desaparecidos; sin embargo, los cálculos y estimaciones estadísticas realizadas permiten afirmar que la cifra total de víctimas fatales del conflicto armado interno superó en 2.9 veces esa cantidad. Aplicando una metodología llamada Estimación de múltiples sistemas, la CVR ha estimado que el número más probable de peruanos muertos o desaparecidos en el conflicto armado interno se sitúa alrededor de las 69 mil personas.

Aparte de llamar “conflicto armado interno” a los ataques terroristas, dice que se han identificado 23,969 peruanos muertos o desaparecidos pero la cantidad total es de 69 mil. A primera vista se me hace extraño, pero me declaro ignorante en el tema así que los expertos en estadística son quienes deben dar su opinión al respecto. Sólo digo que me parece extraño.

Otra conclusión a la que llega la Comisión es que Sendero Luminoso fue responsable del 54% de víctimas fatales. En esta sección sólo en una parte la Comisión se refiera a la responsabilidad principal del grupo terrorista pero lo hace de manera débil:

La causa inmediata y fundamental del desencadenamiento del conflicto armado interno fue la decisión del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso (PCP-SL) de iniciar una “guerra popular” contra el Estado peruano…

Y más abajo dice:

…. La estrategia de esta agrupación implicó el uso sistemático y masivo de extrema violencia y terror, y desconoció deliberadamente las normas básicas de la guerra y loss principios de los derechos humanos.

La pregunta es ¿era tan difícil llamarlos organización terrorista? A lo largo de todo el libro siempre se referirán a ellos como Partido Comunista del Perú. Como actualmente vemos los simpatizantes de Abimael Guzmán están usando eso para decir que su agrupación no fue terrorista, que hubo una guerra simplemente.

Fuera de las afirmaciones mencionadas, el resto de esta sección sólo se dedica a mencionar las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por los agentes estatales: Fuerzas Armadas y Policía. En este caso la Comisión sí utiliza un lenguaje claro y tajante, violaciones de los derechos humanos cometidas por las fuerzas del orden. Me pregunto, ¿y Sendero Luminoso no violó los derechos humanos? Parte de la página 17 y toda la página 18 se dedica a las fuerzas del orden y sus víctimas, según ellos el 37% del total.

Y omo lo hice notar en el anterior artículo, en el prefacio ya se nota la intención de atacar al gobierno de Alberto Fujimori. En esta sección vuelven al mismo asunto diciendo que:

Corolario de esta crisis política fue un golpe de Estado en 1992 y, años más tarde, en noviembre de 2000, el abandono de la Presidencia de la República por su titular de facto en medio de uno de los mayores escándalos de corrupción del país.

Se supone que este Informe tenía por objetivo analizar las causas de la violencia terrorista y todo lo que sucedió en ese período. Como ya sabemos el líder fue capturado en 1992. ¿Para qué mencionar entonces lo que pasó en noviembre del año 2000? Ese año el terrorismo estaba prácticamente moribundo. Simplemente se ve desde ya que el objetivo de este Informe, más que condenar a Sendero Luminoso, será condenar a Alberto Fujimori.

Y eso es aún más evidente al llamarlo “titular de facto”. ¿Es exacto llamarlo así? ¿Era un dictador Fujimori el año 2000? Hubieron elecciones y las ganó él, obviamente fueron tiempos controversiales pero creo que la Comisión debía mostrar más imparcialidad y llamarlo simplemente Presidente y no “titular de facto”.

Para concluir entonces, en esta primera sección del capítulo 1 la Comisión de la Verdad afirma que Sendero Luminoso fue el responsable del 54% de víctimas fatales y que los agentes estatales lo fueron del 37%. No llama a Sendero Luminoso terrorista ni una sola vez, dedica siete de catorce párrafos a las violaciones cometidas por los militares y sólo unas pocas palabras a los más grandes terroristas de la historia del Perú.

¿Debemos aceptar esas conclusiones? ¿Sufrimos una guerra o un ataque terrorista? ¿Debió instalarse la Comisión de la Verdad tan pronto y con miembros abiertamente izquierdistas? No olvidemos que Sendero Luminoso es una organización de izquierda radical. Para pensar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunismo, Fanatismo, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La Comisión de la Verdad y el “conflicto armado interno”

  1. Blanca Rosa dijo:

    Muy buena la narracion, Sonia. Como siempre te he dicho, escribes excelente. Y el tema muy interesante…Me gusto mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s