LOS ENFERMOS SEXUALES DE LOS BUSES

Image
 
Está bien que la reconocida actriz Magaly Solier haya denunciado públicamente lo que le pasó en un ómnibus. Eso lo hemos sufrido la mayoría de mujeres, especialmente en la etapa adolescente (irónicamente es la ventaja de las combis). Tienes unos 14 años, subes a un ómnibus, no hay asiento así que te quedas de pie. Hay mucha gente. Sube un hombre (generalmente muy mayor) y se coloca detrás tuyo y empieza a frotarse contra ti. Si eres chiquilla, tienes miedo y no dices nada. Eso lo saben muy bien esos tipos, por eso prefieren “pegarse” a colegialas. Eso pasa desde siempre, creo. Pero hasta ahora no se había hablado mucho del asunto. Es que en este país lo común es echarle la culpa de todo a la mujer. “Es que tú diste lugar a eso”, te dicen. Las chicas lo saben y por ello prefieren guardar silencio cuando sufren abusos de esta clase. Siempre es el mismo cuento, “que la mujer se viste muy provocativa”, “que a ella le gusta”. Esos tipos han pasado piola por décadas amparándose en la sociedad machista en la que vivimos, en la que nadie condena siquiera a un violador. Imagínense, si no se rechaza a un violador, ¿cómo se va a condenar a un pobrecillo que lo “único” que hace es pegarse a una chiquilla para masturbarse? Me parece bien que por fin se rechace a estos individuos y se les mire mal. También será oportunidad para conocer la verdadera cara de algunos a quienes consideramos amigos. He visto comentarios de hombres en los que se burlan de estos sucesos y hacen comentarios fuera de lugar. ¿Por qué será? Mañosos asustados.

Algo muy preocupante es que la mayoría de mujeres dicen haber pasado por eso alguna vez en su vida. Entonces, ¿el país está lleno de enfermos? No lo creo, lo que pasa es que aquí un gran porcentaje de padres (MADRES) crían a sus hijos varones como animalitos. Es decir, no los educan. Dejan que crezcan por sí solos y se preocupan nada más por cocinarles, lavarles, plancharles. Tantas veces he escuchado esa cosa de “el hombre es hombre” justificando sus infidelidades, “el hombre es hombre” justificando las miradas libidinosas a chiquillas, “el hombre es hombre” justificando sus palabras groseras, “el hombre es hombre” justificando que se caigan de borrachos, “el hombre es hombre” justificando que unos mal nacidos abusen de sus hijastras, “el hombre es hombre” justificando sus visitas al prostíbulo, “el hombre es hombre” justificando que orinen en la calle. Qué tremendo daño han hecho a la sociedad y al mismo hombre al no darle ninguna guía de autocontrol sobre sus impulsos. Mientras que a la mujer desde niña la están abrumando de obligaciones, “compórtate como dama”, “siéntate bonito”, “sírvele a tu hermano”, etc., al varón lo dejan supuestamente libre. En realidad lo dejan huérfano… y esclavo de sus instintos primitivos.
 
 
Escrito por: Sonia S. Manrique Collado
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s